La importancia del ocio en personas con enfermedad mental grave

En la Residencia de Tercera Edad Nuestra Señora del Buen Consejo sabemos que el ocio es muy importante para las personas que padecen enfermedades mentales.
Las personas con enfermedad mental padecen un deterioro mental debido al cuadro sintomatológico de la enfermedad en sí. Esto también implica una serie de limitaciones en el funcionamiento psicosocial, con unas desventajas a la hora de desarrollar actividades que permitan la integración de los usuarios. Además, a esto debemos sumarle el gran estigma social que existe hacia las personas con enfermedad mental, debido al desconocimiento social que existe sobre estas enfermedades.
El ocio (actividades lúdicas, culturales, deportivas…)  ofrece alternativas para la integración social de nuestros usuarios, mejora su calidad de vida, les ayuda a conocer a gente nueva y crear amistades, creciendo su desarrollo personal. Es fundamental la prioridad de dedicar tiempo al ocio en personas con estas patologías, ya que se trata de conseguir un efecto rehabilitador e integrador. Lo que se pretende a través del ocio es que se consiga que la persona supere su aislamiento para, posteriormente, integrarse en su ámbito comunitario y así, ocupe su tiempo libre del modo más normalizado y autónomo posible, fomentando su autonomía personal y evitando su deterioro.
Siempre que podemos intentamos realizar actividades fuera del centro y nuestros usuarios lo pasan en grande. La última salida fue por el casco antiguo de Valencia, donde visitaron la Plaza del Ayuntamiento, el Miguelete, la Basílica, la Plaza de la Virgen, el Tribunal de las Aguas… y para terminar disfrutamos de un cafecito con unas vistas increíbles.

Compartir:

Leave A Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *