Nuevos ingresos

Información para nuevos ingresos

Con el fin de valorar la idoneidad de nuestro recurso para cubrir las necesidades actuales del futuro usuario, se hace necesario conocer sus características clínico-psiquiatricas y sociales y dar a conocer las áreas en las que trabajamos.

Esto se hace a través de atención telefónica, entrevistas y valoración de informes médicos previos tratando de responder a todas las cuestiones que se puedan plantear antes de formalizar el ingreso en nuestro centro.

Las personas que atendemos están en una edad comprendida entre 18 y 65 años, de ambos sexos, con enfermedades mentales o trastornos de conducta de diversa tipología, que precisan mejorar en su funcionamiento psicosocial.

La documentación que es necesaria es la siguiente: DNI, tarjeta sanitaria, informes médicos, socio sanitarios, certificado de minusvalía, de prestaciones económicas, datos jurídicos, póliza de defunción, etc.

El ingreso se tramita a partir de la solicitud de ingreso y se confirma mediante la resolución de ingreso con la tramitación de la documentación pertinente. Objetivos de esta fase son:

  • Realizar una primera valoración de las necesidades y expectativas, tanto del usuario como de su familia, con respecto a este recurso.
  • Dar información básica sobre los objetivos, programas y metodología de nuestro trabajo al usuario y a su familia.
  • Todos los esfuerzos van dirigidos a favorecer la adherencia e integración en el recurso, creando un clima de colaboración y atención a las demandas iniciales que se plantean.
Evaluación inicial
  • La evaluación inicial se realiza mediante entrevistas con el usuario y su familia y observación del desempeño.
  • Tratamos de conocer y valorar las dificultades y necesidades a nivel psicológico, social, de desempeño funcional-ocupacional y laboral y educativo, así como los recursos del usuario, su familia o personas e instituciones que han gestionado su ingreso.
  • Se clarifican las expectativas del usuario y/o tutor, es decir, qué esperan de la intervención del centro.
  • Toda la información recabada mediante informe de derivación, entrevistas y observación, se pone en común en una reunión del equipo técnico, en las que se acordarán las necesidades detectadas, los objetivos de la intervención, las acciones a través de las cuales se van a trabajar estos objetivos y los técnicos responsables de cada una de ellas.
  • Se elabora el Programa Individual de Rehabilitación (PIR).
  • El tiempo que se tarda en hacer la devolución de la información al usuario y en consensuar el Programa de Individual de Rehabilitación, no supera los 45 días, desde su incorporación al recurso.